Corea del Norte retira al personal de oficina de contacto intercoreana tras fracaso de cumbre Trump-Kim

Corea del Norte retira al personal de oficina de contacto intercoreana tras fracaso de cumbre Trump-Kim

Corea del Norte retiró a su personal de la oficina de contacto intercoreana, indicó el viernes Seúl. Hecho que ocurre semanas después del fracaso de la segunda cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump.

La oficina fue abierta en septiembre cuando las dos Coreas empezaron a estrechar relaciones en un nuevo giro en la península. Esta situada en la ciudad norcoreana de Kaesong.

El viceministro para la reunificación surcoreano, Chun Hae-sung, dijo a los periodistas que Pyongyang «notificó al Sur que se retiraba de la oficina de contacto».

La decisión se tomó «por orden de la jerarquía», añadió. «Dijeron que les daba igual que permaneciéramos o no en la oficina de contacto».

Luego de años de tensión, 2018 registró un giro notable en la península con un espectacular acercamiento entre las dos Coreas. Kim compartió varias cumbres con el presidente surcoreano Moon Jae-in.

Moon Jae-in llegó a la presidencia en 2017 con la promesa de reanudar el diálogo con el Norte. Y militó para que se concretara el acercamiento. La oficina de contacto fue una de esas iniciativas.

Presión para Seúl

Pero la incapacidad de Trump y Kim de ponerse de acuerdo sobre una solución a la cuestión nuclear norcoreana y sobre las sanciones internacionales parece haber puesto en duda el giro diplomático.

El enviado estadounidense Stephen Biegun afirmó sin embargo que Estados Unidos no quería una desnuclearización «progresiva» de Corea del Norte, si no un desarme total y rápido a cambio del levantamiento de las sanciones.

El viceministro de Relaciones Exteriores Choe Son Hui indicó la semana pasada que Pyongyang no «tenía ninguna intención de ceder a las demandas de Estados Unidos».

Según varios expertos, la retirada norcoreana de la oficina de contacto podría significar que Pyongyang no cree en la capacidad de Seúl de influir sobre Washington.

«Con esta retirada, el Norte presiona al Sur para que haga más como intermediario entre Pyongyang y Washington».  Estimó Yoo Ho-yeol, profesor de estudios norcoreanos en la Korea University.

Seúl por su parte dice mantener abierta la puerta del diálogo.


Te recomendamos leer:

La cumbre entre Trump y Kim se salda con un fracaso

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.