Home CIVIL La custodia compartida: la mejor solución para los niños en caso de...

La custodia compartida: la mejor solución para los niños en caso de divorcio o separación

custodia compartida
Según cifras del año 2019, en España el 37,5% de los casos de custodia, fueron bajo el régimen de custodia compartida. Imagen vía Freepik.es

Definitivamente un divorcio o separación no es tarea sencilla de asumir. Sin importar el tiempo que se haya pasado en pareja o las diferencias que originaron el fin de la relación, ésta siempre conlleva a una montaña rusa de emociones: miedos, inseguridades, conflictos e incluso paz en algunos casos.

No obstante, probablemente lo que realmente dificulta cualquier proceso de divorcio son los hijos y más si estos son niños menores. Por lo general, ningún padre o madre desea alejarse de sus hijos, lo que origina una lucha entre estos por quedarse con la custodia de los mismos.

Hace unas cuantas décadas atrás, las separaciones eran mucho más difíciles de asumir, sobre todo por los más pequeños. Recordemos que, con la Ley del Divorcio aprobada el 7 de julio de 1981, la custodia de las criaturas se atribuía únicamente a uno de los progenitores; mientras que, al otro padre, solo se le permitía un régimen de estancia y visitas.

Como es evidente, dicha Ley era totalmente exclusiva y perjudicaba en algunos casos, la estabilidad emocional de los niños menores. Es tal así que, en 2005 se realizó un modificación al Código Civil y a la Ley de Enjuiciamiento Civil, para introducir el régimen de custodia compartida en caso de una separación o divorcio.

En este artículo, profundizaremos un poco sobre este tema, para enseñarte desde los tipos, cómo se obtiene y otras generalidades adicionales sobre la custodia compartida.

¿Qué es la custodia compartida?

La figura de custodia compartida cada vez está ganando más  terreno en el plano jurídico español. Imagen vía Freepik.es

Mencionábamos que, la custodia compartida es uno de los diferentes regímenes de guardia y custodia que se contemplan en el derecho de familia. Esta consiste en atribuirle a ambos padres, la custodia de sus hijos menores o con alguna discapacidad, con los mismos deberes y derechos, luego de efectuarse la separación o el divorcio. 

La figura en cuestión, está amparada o regulada por el artículo 92 del Código Civil Español. Sin embargo, antes de llegar a esta, se realizó una reforma del Código Civil, permitiendo dar cauce legal a los nuevos tipos de familias; donde era inviable que las parejas tuvieran que convivir de manera obligatoria para mantener una relación de igualdad con los hijos menores. 

Actualmente con dicha reforma, los padres pueden mantener podrán compartir la custodia, en igualdad de condiciones y derechos. Es decir, ambos deberán hacer parte del cuidado, de la educación y de la manutención en general, así como deberán habitualmente hacer parte de la convivencia. 

La gran mayoría de los abogados especialistas en familia, así como distintos profesionales de la salud mental, consideran esta opción como la más beneficiosa para el correcto desarrollo emocional de los hijos pequeños. Ya que, estos podrán convivir, compartir y crecer en compañía de sus padres en periodos alternos, bien sea quincenas, meses, trimestres, etc. 

De acuerdo al Despacho de Abogados JC Serrano, la custodia compartida cada vez está ganando más  terreno en el plano jurídico español. De acuerdo a cifras del año 2019, el 37,5% de los casos de custodia en España, fueron con el régimen compartido.

Ha sido así tal la acogida, que varias comunidades autónomas han realizado modificaciones internas, para establecer la custodia compartida, como la opción principal a elegir.   

Tipos de custodias compartidas

Especialistas del sector de la salud mental, consideran el régimen compartido, uno de los más beneficiosos para el desarrollo emocional del infante. Imagen vía Freepik.es

Ahora bien, si bien es cierto el régimen de custodia compartida está siendo ampliamente utilizado a nivel mundial, todavía se pueden optar por custodias monoparentales cuando por circunstancias especiales, así lo determine el juez.  

Por otro lado, es importante mencionar que cada caso tiene características totalmente diferentes, por lo que la forma de ejercerla variará en función a ellas. Por esa razón, existen diferentes métodos de aplicar la custodia para dar solución a cada situación en particular.

A continuación, los tipos de custodia compartida en España:

  • En un mismo domicilio: este tipo de custodia se dará cuando ambos progenitores se muden a un mismo domicilio, para que el menor pueda compartir con ambos el mismo tiempo.
  • Domicilios distintos: quizás es el tipo más común, se da cuando la criatura se mueva de un domicilio a otro de manera frecuente y periódica.
  • Coexistente: a diferencia del primero en esta lista, en la custodia coexistente el menor vivirá en el mismo techo, pero el tiempo de ejercicio de la guardia y custodia variará de acuerdo a las circunstancias. Es decir, el niño podrá pasar más tiempo con uno de los padres, sin dejar de ser régimen compartido. 
  • Partida o distributiva: se da cuando hay más de un hijo menor, por lo que se produce una distribución entre los progenitores. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, el juez no optará por separar a los hermanos, pero en ciertos casos podrá aplicarse. 
  • A un tercero: esto ocurre cuando ninguno de los progenitores podrá hacerse cargo de los niños menores, por lo que se le atribuye a un tercero. Esto ocurre, principalmente en caso de muerte o incapacidad.

¿Cuándo y cómo se aplica la custodia compartida?

Antes de solicitar un régimen igualitario sobre la custodia de los hijos, lo mejor es buscar asesoría con un abogado especialista en Derecho de Familia. Imagen vía Freepik.es

Para aplicar el régimen de custodia compartida, existen diferentes procedimientos, así como también, se pueden atribuir en cualquier momento. Como mencionamos, lo más importante en estos casos es el bienestar, la integridad y el interés de los hijos. 

Dicho esto, vamos a mencionar cada uno de los momentos en los cuales, se puede solicitar la aplicación de la custodia compartida:

  • Durante el divorcio o separación: en este caso puede ser por mutuo acuerdo y los padres lo solicitarán en la propuesta del convenio regulador o si bien, durante el transcurso del procedimiento. No obstante, para que el juez en cuestión pueda tomar una sentencia, recabará información de parte del informe del Ministerio Fiscal y también, a través de una entrevista con los menores. 
  • Después de la separación o divorcio:  posterior a la sentencia de la separación o divorcio, los padres por mutuo acuerdo también pueden presentar la solicitud del régimen de custodia compartida. También, puede ocurrir que por falta de un acuerdo entre los progenitores, uno de los padres, solicite cambiar el tipo de custodia, presentando un procedimiento de modificación.
  • Parejas de hecho: la aplicación de las normativas anteriores, también aplicará para las parejas de hecho, por lo que cualquier procedimiento de guardia y custodia podrá ser de mutuo acuerdo o contencioso, bien sea el caso.    

Es importante mencionar que, de acuerdo al apartado número 8 del artículo 92 de Código Civil español, en caso de que no exista un mutuo acuerdo entre los progenitores, el juez en cuestión, a petición de uno de los padres, podrá acordar la custodia compartida. No obstante, para entender mejor esto, es importante asesorarse con especialistas en derecho de familia, solo ellos nos podrán ayudar a alcanzar un acuerdo que beneficie a nuestros hijos.

También podría interesarte: 5 errores que debemos evitar a toda costa al cobrar una deuda

Salir de la versión móvil