¿Nuevo Orden Mundial en DesOrden?

Trump y el Nuevo Orden Mundial
 
Sin embargo, bajo los golpes del propio unilateralismo de la política exterior estadounidense post Guerra Fría, evidenciada por las fuertes tendencias iliberales de la presidencia de Donald Trump.

 

En la coyuntura crítica en la que se encuentra el mundo y en la cual parece estar herido , se han vuelto frecuentes los intentos de buscar e puntos de apoyo que ayuden a orientarnos.

La agresividad de la política exterior de la Rusia de Putin o de una China empoderada cuestionan el orden geopolítico estadounidense en Europa y Asia justifcando la idea de un retorno a un escenario de Guerra.

Se trata, sin embargo, de una referencia equivocada que, en lugar de ayudar a orientarnos, nos hace correr el riesgo de confundirnos fatalmente.

El conflicto bipolar nunca fue una simple contienda de orden geopolítico entre Estados Unidos y la URSS. El Nuevo Orden Mundial nuevamente parece estar en desorden.

La contraposición entre Ruisia y E.E.U.U. fue el resultado de un enfrentamiento ideológico entre dos visiones de modernidad antitéticas de alcance universal.

Una dosis importante de certidumbre. ¿Nuevo Orden Mundial? Quizá desorden internacional

Por otra parte, el bipolarismo otorgó estabilidad y una dosis importante de certidumbre al funcionamiento del sistema internacional.

Aunque ese orden atravesó por momentos de crisis, el bipolarismo tornó el funcionamiento del sistema internacional previsible y razonablemente funcional.

Aunque el activismo de las políticas exteriores de Rusia y China ha producido un evidente aumento de las tensiones geopolíticas internacionales.

Al contrario, el autoritarismo ruso tiene elementos de convergencia con la visión iliberal de la presidencia Trump y el capitalismo chino parece una copia radicalizada del modelo estadounidense.

Además, el sistema internacional actual está marcado por fuertes dosis de ira y sensacionalismo y la alianzas internacionales cambian rápidamente de  forma difícil de prever.

El conflicto sirio es solamente uno de los ejemplos de un escenario internacional volátil, donde los alineamientos pueden cambiar de un momento a otro.

El concepto de crisis internacional

Por un lado, la agresividad, el cinismo y la volatilidad de la política exterior de países como Estados Unidos, Rusia y China recuerda la política de poderío de los imperios europeos.

Por otro lado, la crisis que atraviesa el modelo democrático occidental, evoca las dificultades que el liberalismo occidental encontró para gobernar los  procesos socioeconómicos antiguos.

Como en la actualidad, esas dos décadas vieron también intentos importantes para normar el sistema internacional que, sin embargo, estuvieron destinados al fracaso.

De esa crisis, como sabemos, un nuevo mundo, el de la Guerra Fría, pudo emerger solamente al precio de dos guerras mundiales, de millones de muertos y de un holocausto.

Aunque la analogía con los años 20 y 30 es sin duda más acertada que la que se suele hacer con el periodo de la Guerra Fría, no estamos frente a una situación de crisis tan apremiante.

Y, sin embargo, no cabe duda de que el mundo de ayer se encuentra en un estado de grave crisis.

Aun no comprendemos porqué un Nuevo Orden Mundial sigue siendo la premisa de muchos, si continuamos viendo una historia en desorden y un futuro en caos.

Podría interesarte:

Sindicato chileno se suma a la guerra

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.