China tiende la mano a Estados Unidos con una ley sobre inversiones

China tiende la mano a Estados Unidos con una ley sobre inversiones

Una ley considerada como una respuesta a las presiones comerciales de Estados Unidos y que ofrecería un trato equitativo a las inversiones extranjeras en China fue definitivamente adoptada por el parlamento en Pekín.

El texto, aprobado por la Asamblea Popular Nacional de China (APN) por 2.929 votos a favor; ocho en contra y ocho abstenciones, busca ser una respuesta a las críticas de las empresas extranjeras, así lo destaca la agencia de noticias AFP.

Inversores locales y extranjeros serán tratados de la misma manera en el mercado chino, caracterizado por la «competencia leal»; reportaban los medios chinos controlados por el poder.

La versión final de la ley todavía no se hizo pública. Las empresas occidentales presentes en China saludaron el avance que ofrece esta ley pero igual criticaron algunos aspectos.

Sólo se escuchó «una pequeña parte de las preocupaciones generales» de los empresarios extranjeros; estimó Tim Stratford, presidente de la Cámara de Comercio estadounidense en China.

Te recomendamos leer: Trudeau discutirá temas de comercio y economía con el presidente español

Empresas estadounidenses critican la ley

La cámara se inquieta en particular de la formulación imprecisa de algunas disposiciones, que permitirían a las administraciones locales expropiar las inversiones que «perjudican al interés público».

Las empresas estadounidenses critican también la falta de posibilidad de apelar en caso de litigio. Opinión que comparte la Cámara europea de comercio de Pekín; que estima que esta ley otorga a China «el poder de actuar unilateralmente contra un socio o un inversor» extranjero.

«No debería figurar ninguna distinción entre empresas chinas y extranjeras en esta ley»; estimó su presidente, Mats Harborn.

«Los derechos e intereses de los empresarios extranjeros serán protegidos (…) con un mecanismo de quejas (más) abierto; transparente y eficaz» en caso de litigio, aseguró el primer ministro chino Li Keqiang, en conferencia de prensa luego de adoptado el texto.

El proyecto de ley sobre inversiones extranjeras fue presentado a fines de 2018 como respuesta a los reclamos de Estados Unidos.

Tribunales chinos como árbitros

Washington reclama a Pekín reformas estructurales en China. El presidente estadounidense Donald Trump había acusado a China de «robar» tecnología a empresas de Estados Unidos.

La nueva ley «prohíbe recurrir a medios administrativos para obligar a las firmas extranjeras a transferir tecnologías» a socios chinos.

La ley tendrá que ser aplicada por los tribunales chinos; que los inversores extranjeros acusan de favorecer las empresas locales.

«Sigue presente el temor de que la implementación de las leyes en el terreno (…) impida un acceso total al mercado»; comenta el abogado Kyle Freeman, del bufete Dezan & Associates.

En plena guerra comercial entre Estados Unidos y China; Pekín propuso una primera versión del texto en diciembre; cuando se acercaba un alza de 10 a 25% de los aranceles a los productos chinos.

Trump pospuso entonces la entrada en vigor de los nuevos aranceles, para que hubiera tiempo para negociar. El jueves, Trump volvió a expresar su optimismo sobre un futuro acuerdo comercial bilateral; precisando que esperaba una decisión dentro de tres a cuatro semanas.

El viernes, la agencia oficial china Xinhua indicó que hubo «avances sustanciales» sobre un texto de acuerdo luego de negociaciones del viceprimer ministro chino Liu He el jueves con la parte estadounidense.

Pekín quiere utilizar esta ley para atraer capitales extranjeros, en momentos en que el crecimiento se desacelera. El primer ministro chino, Li Keqiang, rebajó la semana pasada la previsión de crecimiento para este año, para dejarla entre 6 y 6,5%, contra 6,6% en 2018, su nivel más bajo en 28 años.

También te puede interesar leer:

Larry Kudlow nuevo asesor económico de Estados Unidos

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.