Juez niega libertad a Jordí Sánchez

Jordí Sánchez
Jordi Sánchez procesado por rebelión

El juez encargado del caso de Jordí Sánchez, Pablo Llarena, negó la petición realizada por el político. El objetivo de su libertad o permiso temporal era poder acudir a la sesión de Investidura donde podría ser electo Presidente de la Generalitat.

Por su parte, el partido Junts per Catalunya había solicitado al juez la libertad del político. Pues, Sánchez era el candidato perfecto para sustituir al expresidente Puigdemont. Sin embargo, el juez negó por completo las peticiones que le hicieron llegar a su despacho.

El juez Llarena negó la libertad de Sánchez

Aunque el mismo Llarena dijera el día jueves que no daría respuesta antes del lunes, el día de ayer se pronuncio al respecto. Por su parte, las peticiones era la libertad total de Sánchez o al menos un permiso para acudir al Parlament. Sin embargo, el juez negó ambas opciones. Por ende, Jordí Sánchez no podrá acudir a la sesión del Parlament.

Por el momento, se mantiene la medida cautelar de prisión provisional comunicada y sin fianza. Pues, consideran que existe algún tipo de riesgo ciudadano sí Sánchez es liberado. Respecto a los delitos de sedición y rebelión se ha dicho que:

«son claramente ilegales. Y desatendiendo de manera flagrante los controles constitucionales, judiciales e institucionales dispuestos en nuestro ordenamiento jurídico. Lo que se hizo en aplicación de una táctica que no ha sido excluida y sigue respaldándose de presente».

Del mismo modo, Llarena aseguro que durante las investigaciones realizadas han encontrado más pruebas sobre Sánchez. Pues, de alguna u otra manera podrían inculparlo aún más. A pesar de no existir escenas de violencia en las acciones convocadas por los políticos, Llarena expone lo siguiente:

«hubieron de representarse que sus movilizaciones introducían la probabilidad de este desenlace. Y si aceptando el pronóstico, persistieron en su intención de instrumentalizar ese comportamiento colectivo, su responsabilidad abarcaría la intencional utilización de la violencia en la consecución de sus fines secesionistas que se analiza en este proceso».