Leyes y su vínculo con los más lentos

Si bien este es un sitio enfocado fundamentalmente a todo lo jurídico y dedicado a ayudar usualmente a todos los abogados, hay situaciones en donde, como las de hoy, no me queda más remedio que hacer un poco de enseñanza jurídica para el alcance de la totalidad, y plasmar algunas opiniones ordinarias con respecto al significado de la Ley y ese respeto que existe a la misma dentro del Estado de Derecho.

Es por ello que el día de hoy y luego de haber visto esas reacciones de diversos personas en frente a esa exclusión de Arnaldo Otegui en donde la Junta Electoral fue la involucrada y asimismo, Guipúzcoa dando esa posibilidad de mostrarse como candidato de Bildu en las elecciones vascas, por ser forzado a 2 penas de invalidación para trabajo o cargo público estipulada hasta el año 2021.

Diversos cabecillas de Podemos, otros de los movimientos de esa izquierda radical y de todos los labradores andaluces plasmaron esa diferencia con la decisión por parte de la Junta Electoral, implorando demostraciones fáciles de asimilar y insólitos legalmente como el ser “un crimen a nuestra democracia”, “hacerle frente al derecho de los vascos y las vascas” o inclusive, considerando toda medida como una “brutalidad de Estado”.

Separadamente de esa miseria moral (quizás con algún olor electoralista, debido a esa cercanía en las elecciones vascas) el cual refleja el apoyo de esa de forma en la que envuelve a algún personaje como el antedicho, consecuencia que para diversos desvergonzados personajes públicos la obediencia de la Ley tiene que reclamarse sólo a los tontos, eso es, a esas personas que no logran ser de su hilo, por otro lado, están aquellos (los “listos oficiales”) el cual piensan permanecer arriba de ese cumplimiento de Leyes  y que no les agrada sencillamente el haber sido seleccionados de forma “democrática”

Es como si cualquier persona, conocido lector de un blog, pudiese el concluir por no pagar ese IRPF o el IBI del hogar fundamentando que a ninguno de nosotros nos agrada esas Leyes tan grotescas e insípidas. En conclusión, para todos esos bendecidos, ungidos de su mesiánica e individual enfoque de su “democracia”, se imputan a la contingencia de zanjar a que persona se le emplea la Ley y a quién no. Y cuando dicha Ley no conviene, la respuesta siempre es no.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.