Ultimo Minuto: Millones de estadounidenses en riesgo por alerta de Huracán

Tormenta en Estados Unidos en alerta a convertirse en huracán
Tormenta en Estados Unidos en alerta a convertirse en huracán

Tormenta en Estados Unidos podría traer un sistema tropical en el Golfo de México en forma de huracán esta semana.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC) emitió este miércoles una alerta por la posible formación de un huracán, apodado ‘Barry.

Según el patrón de trayectoria, podría tocar tierra en algún punto de la costa central estadounidense del Golfo de México durante el próximo fin de semana.

La serie de tormentas eléctricas que golpean la región se extienden desde el interior del Golfo y golpearon fuerte a Nueva Orleans. Allí hubo hasta 18 centímetros de lluvia acumulada durante solo tres horas. En Mississippi y Texas hay riesgo de que el fenómeno se repita en las próximas horas.

En Nueva Orleans, las calles se convirtieron en ríos que tiraron tachos de basura, levantaron escombros de madera y se llevaron autos por la fuerte corriente. Llegó a haber personas que se movilizaron en kayaks por las avenidas, precisó AFP.

Los meteorólogos de EE.UU. han pedido a la población estar atenta ante la posibilidad de crecidas del mar, inundaciones y lluvias en distintos puntos de la costa que va desde Texas hasta Florida.

Esto es lo que necesita saber sobre la tormenta en Estados Unidos

La temporada de huracanes del lado del océano Atlántico comenzó oficialmente el 1 de junio, pero días antes, el 20 de mayo, se formó la tormenta subtropical ‘Andrea’ cerca de Bermuda, la cual no causó daños.

Podría convertirse en el primer huracán

El Centro Nacional de Huracanes había elevado el miércoles al 90% la posibilidad de que en las siguientes 48 horas se formara una depresión tropical en el golfo de México. El que podría convertirse en el primer huracán de la temporada podría barrer con fuertes lluvias la costa estadounidense entre Texas y Florida.

De «depresión tropical» a «tormenta tropical»

En un boletín emitido este jueves de madrugada, el Centro Nacional de Huracanes predijo que a lo largo del día el temporal podría transformarse primero en una «depresión tropical», y luego, por la noche, en una «tormenta tropical». El viernes ya podría convertirse en un huracán débil.

La alerta se refería a las área ubicadas desde la desembocadura del río Mississippi hasta Cameron, Louisiana, situada más en el Oeste. En las primeras horas de este jueves, Nueva Orleans todavía no estaba considerada entre las zonas incluidas.

La cuenta local de Twitter del Servicio Meteorológico Nacional ha comunicado en su última actualización que las previsiones permanecen de momento estables, pero que las lluvias se han intensificado. También alertó de posibles inundaciones peligrosas para la vida entre Pearl River e Intercostal City.

“Nadie debería tomar esta tormenta a la ligera”, dijo el gobernador John Bel Edwards al declarar el estado de emergencia.

Se prevé que hasta el lunes podrían caer en Louisiana al menos 15 pulgares (30 centímetros) de lluvia. En algunas zonas, las precipitaciones podrían alcanzar los 20 pulgares.

La ciudad de Nueva Orleans ya tuvo un adelanto de lo que podría pasar en las próximas horas. Una violenta tormenta embistió la ciudad este miércoles por la mañana. Provoco inundaciones en algunos hoteles y tiendas y la paralización del tráfico en hora punta.

Todo pasó muy rápidamente. «Creo que me marché para ir al trabajo a las siete menos cuarto», dijo Donald Smith, dueño de un restaurante. «Media hora después el agua estaba en todas partes». Para la ciudad se lanzó una alerta por fuertes tornados.

El área de bajas presiones estuvo localizada este miércoles en el noreste del golfo de México, a unas 100 millas al suroeste de Apalachicola (Florida). Provocó lluvias y tormentas en esa área mientras se dirige hacia el oeste. En su camino, ganó fuerza gracias a las aguas inusualmente cálidas del golfo.


Es habitual que, en las primeras semanas de julio, las tormentas se centren en esta área, indica el experto Marshal Shepherd citando los datos registrados entre 1851 y 2015.

Con el agua por encima del umbral de los 80 grados Fahrenheit, y las condiciones de viento óptimas, Barry tiene todo a su favor.

Estas tormentas suelen arrastrar más lluvias que viento, según el meteorólogo Michael Lowry. Lo que puede reducir la importancia que medios de comunicación y ciudadanos les otorgan pese a recientes ejemplos con inundaciones catastróficas: la categoría de un huracán no siempre es indicativo de su peligro.

La tormenta en Estados Unidos tiene un nombre: el Centro Nacional de Huracanes pronostica que la tormenta tropical Barry se formará en el Golfo de México el jueves y se fortalecerá en un huracán el sábado. Se espera que toque tierra en Louisiana.

Sería el primer sistema tropical en impactar Estados Unidos este año.

Las autoridades locales han pedido a los residentes que tengan al menos tres días de suministros a mano y que mantengan despejados los desagües pluviales de su vecindario para que el agua pueda moverse rápidamente.


LEER TAMBIÉN: Big One en 5 claves: Estos son los detalles del terremoto que espera California


Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.