¿Cómo se calculan las penas en el Derecho Penal español?

como calcular las penas en España

En más de una ocasión hemos visto en las películas que, en los juicios se exponen una gran cantidad de pruebas, se citan a testigos, y se analizan los hechos. En la vida real, ocurre prácticamente lo mismo, y la finalidad de esto es determinarla la pena del acusado. Esto último, se considera como una especie de traducción del delito cometido, en una responsabilidad jurídica que variará de acuerdo a la magnitud de los hechos. No obstante, en España para que los jueces y los tribunales puedan formular una sentencia, deben antes ir a los estipulado por el artículo 66° del Código Penal, donde se hace referencia a las reglas generales para la aplicación de penas. En tal sentido, en este artículo te explicaremos de forma resumida cómo se calculan las penas en España, además conoceremos el funcionamiento de una potente calculadora de penas, capaz de facilitarle la vida a abogados y a jueces.  

Probablemente, uno de los temas más importante dentro del Derecho Penal es el cálculo de las penas. Recordemos que, se trata el máximo recurso de castigo que tiene el Estado para luchar contra el delito. A través de estas, las instituciones penitenciarias tienen la capacidad de restringir ciertos derechos a los delincuentes, por ejemplo: la libertad, el libre tránsito, e incluso la vida en algunos países. 

Como debemos imaginar, la magnitud o la fuerza de estas restricciones de los derechos personales será determinada, en primera instancia por lo estipulado por la Ley (el Código Penal), segundo por el principio de la igualdad y la adaptación a cada caso en concreto; es decir, que se adaptará de acuerdo a cada una de las circunstancias y/o motivaciones que llevaron al acosado a cometer la injuria (agravantes y atenuantes). A esto último, se le conoce como la individualización de la pena. 

¿Cómo se calculan las penas en el Derecho Penal español?

cómo se calculan las penas
Para determinar el grado de la pena, se tener en cuenta lo estipulado en el Código Penal y las circunstancias únicas del caso.

Los jueces y tribunales para realizar cualquier proceso penal, necesitan seguir las normas establecidas en la Ley Enjuiciamiento Criminal. Además, para determinar las sentencias deben valerse de lo dispuesto en el Artículo 66° del Código Penal, donde aparecen cada una de las pautas generales para la aplicación de penas; eso sí, teniendo en cuenta la concurrencia o no de tanto los atenuantes como de los agravantes.

Adicionalmente, deben basarse en los estipulado por el artículo 70° de la misma Ley, en este caso para saber cómo calculará la magnitud de la pena. La mencionada magnitud, corresponde a las circunstancias que llevaron al hecho, y de acuerdo a las pautas generales de aplicación de penas. Es decir; las penas de prisión para un culpable de robo con fuerza son de 1 a 3 años, según el Código Penal. En este caso, el juez puede sentenciar al delincuente con 1 a 3 años de prisión en caso que no existan o atenuantes ni agravantes. El tiempo exacto, será en base a la magnitud del hecho y a la motivación del sujeto para delinquir. 

Ningún juez puede establecer una pena distinta, es decir (1 año y 9 meses), cuando no existan situaciones agravantes o atenuantes que acompañen al caso. Es decir, para individualizar la pena el juez debe conocer las motivaciones o circunstancias llevaron al delito. Estas motivaciones pueden ser agravantes (hechos que afectan negativamente al enjuiciado) y atenuantes (hechos que afectan positivamente).

En base a lo anterior, las penas pueden ser superior e inferior en grado. A continuación, explicaremos cada una de ellas. 

– Pena superior en grado

En el artículo 70.1 del Código Penal español, se establece que «La pena superior en grado se formará partiendo de la cifra máxima señalada por la ley para el delito de que se trate y aumentando a ésta la mitad de su cuantía, constituyendo la suma resultante su límite máximo. El límite mínimo de la pena superior en grado será el máximo de la pena señalada por la ley para el delito de que se trate, incrementado en un día o en un día multa según la naturaleza de la pena a imponer.«

Pare entender esto mejor, citamos el siguiente ejemplo: en el caso de un homicidio, donde de acuerdo a la Ley tiene un límite superior de 15 años. A esto, si le sumamos la mitad de su cuantía, es decir 15 + 7.5= 22 años y 6 meses. Lo que significa que, la pena superior en este caso particular abarcaría entre 15 a 22 años y medio. 

– Pena inferior en grado

Por el lado de las penas inferiores, el artículo 70.1.2 estipula lo siguiente: «La pena inferior en grado se formará partiendo de la cifra mínima señalada para el delito de que se trate y deduciendo de ésta la mitad de su cuantía, constituyendo el resultado de tal deducción su límite mínimo. El límite máximo de la pena inferior en grado será el mínimo de la pena señalada por la ley para el delito de que se trate, reducido en un día o en un día multa según la naturaleza de la pena a imponer«

Es decir, es completamente lo opuesto a las penas en grado superior. Ya que, en primera instancia se empieza con el límite inferior de la pena; que, si vamos al ejemplo del homicidio en es este caso sería 10 años. Además, se debe restar con la mitad de su cuantía, por lo que resultaría algo así: 10 años de la pena superior – 5 (la mitad) = 5 años. Por lo que, la pena inferior en grado para este delito quedaría entre los 5 a los 10 años de prisión. 

En términos simples, así generalmente se calculan las penas, aunque hemos de aclarar que existen otras variantes. Dichas variantes, dependerán de diferentes circunstancias como la continuidad delictiva, el grado de tentativa o la provocación para cometer el delito. Como vemos, es un tema realmente complejo, que requiere de años de experiencia en Derecho Penal, para poder entenderlo totalmente. No obstante, gracias a las nuevas tecnologías se han diseñado una serie de herramientas para simplificar esto. A continuación, te presentamos la Calculadora de Penas de Penal.Pro

Calculadora de Penas de Penal.Pro

calculadora de penas
Calculadora de penas de Penal.Pro

Sin duda alguna, las calculadora de penas es una de las herramientas más útiles tanto para abogados penalistas, jueces e incluso fiscales, ya que podrán ayudarlos a calcular cuáles serán las penas mínimas y máximas imposibles, en un determinado caso. En este caso particular, la Calculadora de Penal.Pro, es una de las más completas y exactas del mercado. 

En dicha aplicación, puedes calcular la pena máxima y mínima con tan solo un clic, además permite agregar ciertas reglas de aplicación, que servirán para calcular de forma más precisa la sentencia. Dichas regales pueden ser generales, especiales y agravantes/atenuantes. Cada uno de estos, estará respaldado por la regla de aplicación y además se cita el artículo donde está estipulada la mencionada regla. 

Entre las reglas generales, tenemos: 

  • Cómplice
  • Delitos imprudentes
  • Eximente incompleta
  • Delitos leves
  • Faltas (hasta el 1-7-2015)
  • Tentativa

Por el lado de las reglas especiales, tenemos:

  • 1 atenuante
  • 2 o más atenuantes
  • 1 atenuante muy cualificado
  • 1 atenuante muy cualificado con agravante 
  • Sin atenuantes o agravantes
  • Atenuantes con agravantes
  • 1 ó 2 agravantes
  • 3 o más agravantes
  • 1 agravante muy cualificada con atenuante
  • Reincidencia con 3 delitos del mismo Título

Para concluir con las reglas que nos permite adicional la Calculadora de Penal.Pro tenemos las normas espaciales:

  • Concurso real
  • Concurso ideal pluriofensivo
  • Concurso medial (desde el 1-7-2015)
  • Delito continuado
  • Delito continuado contra el patrimonio
  • Delito continuado contra el patrimonio de notoria gravedad y con múltiples perjudicados

Con todas estas posibilidades, esta calculadora podemos tener una visión muy amplia cuál serán las sentencias que pueden recibir los acusados de un delito. Sin duda, se trata de una poderosísima herramienta y lo mejor de todo es que es totalmente gratuita. Adicionalmente, no necesitarás ser un experto para saber cómo se calculan las penas en el Derecho Penal español.

También te puede interesar: Conozca la importancia de contar con un buen abogado