Derechos y deberes fundamentales: importancia, desafíos y soluciones

deberes y derechos fundamentales

La capacidad de pensar, analizar y razonar son los principales elementos que nos distinguen de los demás animales, sin embargo, lo que nos diferencia de los primeros humanos que habitaron esta tierra, y hace posible que vivamos como sociedad en una civilización de iguales y semejantes son los derechos y deberes fundamentales

De acuerdo a Thomas Hobbes en su obra El Leviatán (1651), «el hombre es el lobo para el hombre«. Tal metáfora tan cruel, es para explicar la naturaleza cruel de la humanidad, que está en constante lucha con su prójimo, capaz de cometer cualquier tipo de atrocidades con fin de obtener lo que anhela. Sin embargo, gracias a el «contrato social» que firmamos al nacer con el Estado, podemos vivir en paz y unión social, que son en sí, las bases fundamentales de esta sociedad. 

Ese «contrato social» que menciona Hobbes, son básicamente los derechos y deberes fundamentales la sociedad actual. En este artículo, queremos hablar precisamente sobre esto; explicar qué son, cuáles son, su importancia y los desafíos que enfrenta la sociedad para hacer faltar estos elementos tan necesarios para la humanidad. 

¿Qué son los derechos y debes fundamentales?

Los derechos y deberes fundamentales son la escancia de las sociedades democráticas en el mundo, han sido creadas para mantener el equilibrio entre las libertades que un individuo puede disfrutar, sin necesidad de entorpecer las necesidades colectivas de una comunidad, región o nación.

Para entender mejor el concepto, es necesario dividir las terminologías y explicarlas por separado.

Cuáles son los derechos fundamentales 

Cuando hablamos de los derechos fundamentales, nos referimos a todas las libertades básicas, inalienables e intransferibles que son reconocidas por la Ley y protegidos por el estado. A continuación, los más relevantes para una sociedad totalmente democrática:  

  • Derecho a la vida, a la integridad física y a la libertad personal
  • Derecho a la igualdad ante la ley y a no ser discriminado
  • Derecho a la libertad de expresión, pensamiento, conciencia y religión
  • Derecho a la educación y a la cultura
  • Derecho al trabajo, a la sindicación y a la negociación colectiva
  • Derecho a la propiedad privada y a la propiedad intelectual
  • Derecho a la privacidad y a la protección de datos personales
  • Derecho al debido proceso legal y a un juicio justo
  • Derecho a la salud, a la seguridad social y a una vivienda adecuada
  • Derecho a la participación política y a la elección libre del gobierno.

Cuáles son los deberes fundamentales

A diferencia de los anteriores, estas son las obligaciones y responsabilidad que tienen los individuos de una sociedad, con sus pares y con el Estado. Dichas normas pueden ser establecidas por ley o morales, es decir, que si bien es cierto no están inscriptas en un marco legal, están valoradas dentro de la sociedad. La idea fundamental de estas es garantizar la independencia individual, sin afectar el funcionamiento correcto de la sociedad y mucho menos, perjudicar los derechos de los demás. 

Algunas de los deberes fundamentales son:

  • Cumplir las leyes y las normas establecidas por el Estado
  • Respetar los derechos de los demás
  • Participar en la vida política y social del país
  • Contribuir al bienestar económico y social de la comunidad
  • Defender la independencia y la soberanía del país
  • Contribuir al desarrollo científico y cultural del país
  • Participar en la construcción de una sociedad justa y solidaria.

¿Cuál es la importancia de los derechos y deberes fundamentales?

La importancia de estos derechos y deberes fundamentales no se puede subestimar. Sin ellos, las sociedades serían caóticas y las personas estarían expuestas a abusos de poder y violaciones de sus derechos, tal y como sucedía en la antigüedad, antes de que firmáramos el «contrato social».

A través de los derechos fundamentales disfrutamos de la libertad, la igualdad, de la equidad y la justicia para todos. Por su parte, los deberes fundamentales son los que consiguen entre el equilibrio de las libertades individuales, obligando a las personas a asumir su responsabilidad de contribuir al bienestar de la sociedad.

¿Cuáles son los desafíos en la implementación y protección de los derechos y deberes fundamentales?

Pese a que sabemos que tanto los derechos y deberes fundamentales son importantes para la sociedad, su implementación y protección en muchos países sigue siendo un verdadero desafío. No es un secreto para nadie que existen terribles violaciones de los derechos, algunos más graves que otros, dicha violación no solo llega de parte de los pares, sino también desde la figura del Estado, es es básicamente el garante del respeto de los mismos.

Por otro lado, además de violaciones constantes, también en oportunidades el acceso a los mismos no siempre es democrático o igualitario, existen grupos de personas que por una u otra razón vulneran los derechos de otros, sin recibir el castigo que impone la ley. Asimismo, las personas con discapacidades, ancianos, inmigrantes o personas de culturas o creencias distintas día tras día, luchan constantemente para superar las barreras para acceder a todos los derechos fundamentales que por nacimiento les corresponden. 

¿Cómo lugar contra estos desafíos sociales? 

Desafortunadamente no hay una estrategia precisa para luchar contra las desigualdades, son cientos de años de luchas, enfrentando discriminaciones raciales, sexuales y culturales. Si bien es cierto, sí se ha avanzado mucho en el respeto de los derechos y deberes fundamentales de la sociedad, todavía hay mucho camino por recorrer.

Sin embargo, es necesario fortaleza las instituciones gubernamentales, así como los distintos sistemas de protección de derechos humanos, con la intensión de garantizar que se cumplan todas las normas internacionales sobre estos. Asimismo, es muy necesario seguir creando campañas de sensibilización con la sociedad, sobre la importancia de respetar a nuestros pares, sin importar su género, ideología, creencia o posición social- 

Por último, es necesario seguir creando instituciones tanto públicas como privadas, como un estudio jurídico de abogados, que luchen por eliminar las desigualdades y cualquier barrera que impida el acceso a los derechos. Solo podremos alcanzar el éxito en esta lucha si trabajamos en conjunto.