¿Es necesario un abogado para divorciarme?

es necesario un abogado para divorciarme

La palabra divorcio le eriza la piel a más de uno. A nadie le gusta verse en vuelto en esa situación tan complicada de sobrellevar. Son muchos elementos que se conjugan para crear unos los momentos menos deseados por la mayoría de personas en el mundo; son sentimientos, emociones, trámites legales, despedidas, miedos, inseguridades y muchas cosas más. Todo esto se agrava, cuando por alguna razón, la separación se hace de manera abrupta y sin ninguna clase de reconciliación posible, donde por lo general uno de los involucrados quiere perjudicar de forma legal al otro. 

Cuando esa últimas cosas suceden, es muy importante no tomar acciones ni decisiones a la ligera, ya que una mala jugada puede resultar contraproducente desde punto de vista legal, recibiendo respectivas repercusiones nada favorables. Lo recomendable siempre, es acudir a abogados de divorcio, estos especialistas siempre serán nuestros mejores aliados.  

No obstante, afortunadamente no siempre es así. En ocasiones los matrimonios terminan bajo las mejores condiciones, permitiendo que el proceso legal sea mucho más sencillo y económico de realizar. A este tipo de divorcio, se le conoce como de mutuo acuerdo, siendo la solución más «benévola» para los involucrados, tanto desde el punto de vista económico, como del punto de vista sentimental. 

Una de las dudas más frecuentes que tiene las parejas es si es necesario un abogado para divorciarme, principalmente si desean realizar un divorcio de mutuo acuerdo. Recordemos que, le pensar común de las personas es intentar ahorrar gastos en este tipo de trámites, por ello, en ocasiones desean prescindir de los servicios de los juristas. 

En este artículo, queremos precisamente responderte esa duda. Adicionalmente, vamos a explicarte los tipos de divorcios de mutuo acuerdo y cómo accionar en cada caso.

¿Qué es y cómo funciona el divorcio de mutuo acuerdo?

En nuestro país existen dos tipos de divorcios; el primero y el menos deseado es el de tipo contencioso, se da cuando uno de los cónyuges no está de acuerdo con la separación, además se ponen en juego una serie de elementos en disputa, por ejemplo, custodia de hijos, distribución de bienes, pensiones y compensaciones.

Por otro lado, el divorcio de mutuo acuerdo es mucho más fácil de sobrellevar, además más económicos. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que, además de ambas partes estar de acuerdo con la separación el matrimonio debe tener al menos una duración mínima de 3 meses, según a lo estipulado en el artículo 86 del Código Civil. Sin embargo, en casos donde se esté afectando la integridad física o moral de uno de los implicados, no será necesario esperar dicho plazo. 

El divorcio de muto acuerdo entonces, es donde los involucrados pactan de manera amistosa, las relaciones familiares y económicas de la separación. Es decir, tras un pacto previo, se determina cómo será la distribución de las propiedades o de la custodia de los hijos, teniendo efecto tras la firma de los cónyuges. 

Es importante mencionar que, existen dos tipos de muto acuerdo, el que se realiza a través de la vía judicial y mediante un notario. En el primer caso, se da cuando en el matrimonio existen hijos menores de edad o con alguna discapacidad. En estos casos, es fundamental que intervenga el Ministerio Fiscal, donde se comprobará si los pactos afectan negativamente a los hijos menores. Bien haya sido evaluado por la fiscalía, un juez dictará la sentencia para aprobar el convenio firmado por los cónyuges. 

Por otro lado, los divorcios tras la vía notarial se pueden realizar siempre y cuando no haya hijos de por medio o si bien, estos sean mayores de edad y estén en todas sus capacidades. Aquí, los cónyuges pueden ir al Notario. Todo esto gracias a la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria, permitiendo a las parejas llevar separaciones ante un Notario

¿Es necesario un abogado para divorciarme?

divorcio de mutuo acuerdo
Sin importar el tipo de divorcio que sea, siempre será necesaria la intervención de un abogado durante el proceso de separación.

Ahora bien, ¿me puedo divorciar sin abogado?, la respuesta es NO. Sea cual sea el tipo de separación que vayamos a realizar, siempre será necesaria la intervención de un abogado especialista. Estos profesionales, además de asesorar y guiar a los involucrados en el proceso de ruptura, también tendrán la responsabilidad de redactar debidamente el convenio regulador.

Asimismo, en caso de que se realice a través de la vía notarial, el abogado deberá firmar la escritura de divorcio. Por el lado de la vía judicial, ambas partes necesitarán ser asistidas por un especialistas y representadas por un procurador. Además de las actividades fundamentales del profesional, es necesario tomar en cuenta muchas circunstancias que pueden variar en función de cada caso, además tanto la legislación vigente, como la jurisprudencia son bastante cambiantes en estas situaciones.

Es así que, es totalmente recomendable que desde el momento 1 de los planes de divorcio, contemos con los mejores abogados en derecho de familia, que nos permita estar asesorados y sentirnos más confiados al disolver el vínculo. El trabajo de los jurista va mucho más allá de realizar los trámites del divorcio, sino que en muchos casos se encargan de solventar conflictos cónyuges y en muchos casos hasta evitarlos.