Parlamento británico vota a favor de retrasar su salida de la Unión Europea

Parlamento británico vota a favor de retrasar su salida de la Unión Europea

Los diputados británicos se pronunciaron sobre un eventual retraso de la fecha del Brexit, que podría ser “largo”, advirtió la primera ministra Theresa May, si no aprueban el controvertido acuerdo con Bruselas en una tercera votación la próxima semana.

Con el país sumido en una profunda crisis política debido al caos que rodea al Brexit; a solo dos semanas de la fecha prevista, el 29 de marzo, May accedió a pedir una prórroga a la Unión Europea, así lo informó la agencia de noticia AFP.

Pero, buscando poner entre la espada y la pared a los euroescépticos deseosos de abandonar el bloque; pero reacios a hacerlo con sus condiciones, advirtió que el aplazamiento podría ser “largo” si los diputados no aprueban rápidamente la propuesta que ya rechazaron masivamente dos veces.

Así, May presentó una moción en que propone organizar una tercera votación sobre el controvertido acuerdo de divorcio, probablemente el próximo martes.

Diputados comenzaron votando diversas enmiendas.

La primera de ellas, referente a la convocatoria de un segundo referendo, fue rechazada por 334 votos contra 85; un resultado previsible dado que los defensores del llamado “voto del pueblo” habían llamado a abstenerse; por considerar que no es el momento adecuado para decidir sobre este tema.

Invitándose a la fiesta desde Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había considerado poco antes que organizar una segunda consulta popular sobre el Brexit “sería muy injusto para la gente que ganó” en el referendo de junio de 2016.

Te recomendamos leer: Theresa May anunció que dejará al Parlamento la decisión de aplazar el Brexit

Cumbre europea el 21

Parlamento británico vota a favor de retrasar su salida de la UE

May insiste en que su texto sea aprobado antes del 20 de marzo.

Y es que el 21 empieza en Bruselas una cumbre europea de dos días en que podría solicitar una prórroga; de tres meses para hacer los preparativos necesarios si hay un acuerdo; o “más larga” si el Parlamento vuelve a tumbar el texto.

Esta última opción, advirtió la primera ministra a los diputados; obligaría a Reino Unido a participar en las elecciones europeas del próximo mayo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dejó claro este jueves que si Reino Unido quiere una “larga” extensión debe “repensar su estrategia del Brexit”; y crear “un consenso en torno a ella”.

El Parlamento británico celebra así un tercer día consecutivo de votos cruciales, después de rechazar ampliamente el martes el Tratado de Retirada; negociado por el gobierno con la UE y el miércoles la posibilidad de un Brexit sin acuerdo “bajo ninguna circunstancia”.

Pese a todo, un Brexit sin acuerdo sigue siendo la opción “por defecto”; es decir que si, llegada la fecha fatídica, no se ha aprobado una solución alternativa; Reino Unido puede verse involuntariamente abocado a una salida abrupta de la UE.

Ante esta perspectiva, parece probable que los diputados voten a favor de pedir a Bruselas un plazo adicional; para intentar enderezar la situación, casi tres años después del referéndum en que 52% de británicos votó a favor del Brexit.

“Nuevo enfoque”

Los medios empresariales británicos están especialmente preocupados por el impacto que la incertidumbre está teniendo en negocios y familias.

El vice director general de la gran patronal CBI pidió el jueves un “nuevo enfoque”; urgiendo a que “los diputados utilicen cualquier tiempo adicional para elaborar finalmente una solución; que proteja los empleos y a los colectivos en todo Reino Unido”.

También May advirtió el miércoles que para aprobar una prórroga “la UE querrá saber qué uso queremos dar a esta ampliación”.

“Esta Cámara tendrá que responder a esa pregunta. ¿Desea revocar el Artículo 50? (que activa el proceso de retirada de un país miembro del bloque), ¿desea organizar un segundo referéndum?, ¿o quiere salir con un acuerdo, pero no con este acuerdo?”, planteó.

Según la prensa británica, el gobierno mantiene contactos con los principales detractores del acuerdo, sobre todo los rebeldes euroescépticos del Partido Conservador de May, en busca de argumentos para que voten a su favor.

Un diputado conservador, George Freeman, incluso especuló con la posibilidad de que la primera ministra ofrezca su dimisión a cambio de la ratificación del acuerdo.

También te recomendamos leer:

Opciones de Theresa May y Reino Unido en relación al Brexit

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.